educacion inicial
   
 

Los caprichos

Los caprichosEs totalmente normal que nuestros hijos demanden, pidan y tengan deseo de todo y en todo momento. Los caprichos son universales y normales. Mediante este mecanismo el niño busca satisfacer su gusto sin ningún tipo de motivación.

Su anhelo es que se haga su voluntad a como de lugar. Ante éstos los padres, y quienes están a cargo de los niños, deben tener en claro los limites y los “NO” que pondrán. Imponerle límites es para nuestro hijo una enseñanza.

A través de los límites le estamos diciendo que hay cosas que se pueden y que hay otras que no, que muchas veces tiene que esperar y que no todo es “YA”.

Los límites significarán el primer organizador de su vida. Pero marcar límites a los caprichos es una tarea no sencilla. Para imponer límites a nuestros niños primeramente debemos tener claro nuestro límite de tolerancia. Un límite no significa castigo físico o psíquico, la firmeza tiene otro significado que se verá reflejado a través de nuestra presencia y seguridad.

A continuación le brindamos algunos puntos que debe tener claros en todo momento para superar los caprichos y sacar una enseñanza positiva de tal situación.
- respetar los horarios y rutinas (no todo es “YA”)
- coherencia entre los padres, no dar dobles mensajes
- tener alternativas de otras actividades que si pueda realizar
- ser concretos, mantener la palabra - ser constantes en dictar los límites
- poner los límites con tranquilidad, seguridad, sin gritos, y en lo posible mantener siempre el afecto y el habla con el niño.
- no utilice castigos físicos, no otorgan mayor firmeza.
- respete su enojo, no se burle, recuerde que Luego del enojo el límite los tranquiliza.

Los caprichos de los niños

- cuando pone un “NO” debe ser claro, de lo contrario refuerza el capricho, los malos comportamientos y las agresiones.
- no olvide que ser padre significa modelo y forma para el niño. Nuestras actitudes y nuestra conducta serán el ejemplo a seguir por ellos para las situaciones determinadas, ellos comprenderán que esa es la forma en que queremos que ellos actúen. La idea es ser ejemplo.
- al manejarnos con el ejemplo como método logramos imprimir un aprendizaje en nuestros niños. Con el ejemplo como método para superar los caprichos el niño aprende a socializarse, normas y reglas de convivencia, y a crecer con autonomía y libertad.
- si utilizamos el método de premios y castigos lo único que obtenemos es un adiestramiento del niño.

- el reto o la penitencia es un castigo que muchas veces resulta ser efectivo pero por el momento. Éste no ayuda al niño a comprender cual fue su error. Es importante hablar con el niño.
- recuerde que en toda situación de capricho el niño lo estará estudiando inconscientemente. Si él llora y usted cede los caprichos se repetirán ya que saben que a través de ese medio obtendrán lo que desean.
- si deja sus hijos a cargo de los abuelos déjeles claros los criterios que deben manejar en el cuidado y educación de los niños. Si padres y abuelos manejan criterios opuestos el niño se encontrará desorientado y actuará en forma desobediente y rebelde.
- no permita que los abuelos consientan a los niños en demasía, o de lo contrario los momentos que usted tiene para disfrutar con sus hijos serán momentos en los cuales lidiar con los caprichos y mañas. Como vemos los caprichos resultan un tema importante en el desarrollo de los padres. Si es la primera vez que lidian con ellos se encontrarán embarcados en una situación complicada, nuestro consejo es que no se desmotive y actúe con serenidad mientras se asesora día a día sobre la forma en la que debe actuar.

 

Volver a: Educacion Inicial

 

educacion pais vasco - la linguistica